¿Cómo conseguir un seguro económico?

Posted at 13th diciembre, 2010 by comparacion seguros

Conseguir un seguro económico –sea de la naturaleza que sea- es posible, si buscamos y comparamos entre la oferta y nos ayudamos de las herramientas que proporciona Internet.

¿Misión posible o imposible?

Encontrar un seguro económico no es ninguna misión imposible. Primero de todo se ha de tener buena predisposición y buenas dosis de paciencia. Elegir un nuevo seguro o cambiarse de compañía parece engorroso pero los trámites merecerán la pena si hacemos una elección correcta. Por ello, el procedimiento previo a la contratación es clave para nuestra futura satisfacción. No es cuestión de suerte, no es cuestión de milagros sino cuestión de perseverancia. Lo importante a la hora de buscar un seguro que se adapte a nuestro bolsillo es comparar la póliza en la que están interesados en todas las aseguradoras del mercado, incluyendo las compañías online.

¿Cuál es la póliza más barata?

En caso de los automóviles, todo el mundo sabe que la opción más económica es el seguro obligatorio puesto que, en caso de accidente, no incluye los daños sufridos por el conductor. Sin embargo, si lo que queremos son otras opciones baratas pero que incluyan algunas coberturas más, tendremos que analizar las pólizas en las diferentes aseguradoras. Uno de los seguros de coches más económicos e que suele ser popular entre la es el recurrente seguro a terceros o el de terceros ampliado con las coberturas específicas que nosotros mismos elijamos (lunas, incendios, robo…). Lo mismo ocurre con el resto de los seguros. El seguro más económico es el básico y cada cobertura que queramos añadir subirá el precio de la póliza.

Comparar las pólizas

Si ya sabemos cuál es la póliza que se ciñe más a nuestras características, entonces debemos empezar manos a la obra. El siguiente paso es la comparación de la póliza en las diferentes compañías del mercado asegurador. Es la única manera de encontrar el seguro económico que más se adapta a nuestro perfil. Y es que cuando el bolsillo importa tenemos que agudizar nuestro ingenio. Ya sea usando el método tradicional, pidiendo información de las aseguradoras en oficinas o vía telefónica, o bien, podemos usar Internet.

Deja un comentario