¿Qué son los seguros funerarios?

Posted at 27th julio, 2010 by comparacion seguros

Los seguros funerarios son una tranquilidad para la familia que tiene que superar la pérdida de un ser querido sin tener que preocuparse demasiado en todos los gastos y procedimientos de sepelio.

Los seguros funerarios El seguro de gastos funerarios es un producto cuyo objetivo es hacer frente al pago de gastos que se generan con el fallecimiento de una persona. Los seguros funerarios se pueden suscribir bajo la modalidad individual o con la posibilidad de incluir en una misma póliza el grupo familiar, el cual está conformado por el cónyuge o conviviente e hijos. El pago del seguro se otorga cuando uno o varios asegurados del mismo grupo familiar fallezcan y el monto a indemnizar es individual por cada uno de ellos e igual al monto de la opción contratada. En España son bastante habituales los seguros de decesos que suponen una verdadera ayuda en el proceso de los pasos posteriores al fallecimiento de un ser querido: traslado, entierro, velatorio, crematorio, embalsamiento… Morirse es caro La pérdida de un ser querido siempre se traducirá en momentos difíciles, que además estarán acompañados de fuertes gastos. Y es que en los tiempos en los que vivimos hasta morirse sale caro. Aproximadamente, unos 3500 euros. Ese es el precio medio del conjunto de los servicios funerarios, que incluyen desde el traslado del cuerpo al tanatorio, los trámites de gestión administrativa, las esquelas, el tanatorio y el entierro. La cantidad se reduce un poco cuando se escoge la opción de crematorio en vez de entierro. Por ello, a muchas personas les preocupa el momento en el que fallezcan acarrear un verdadero problema a la familia y para evitarlo prefieren contar con los seguros funerarios. Dejarlo todo preparado El seguro de decesos es esencialmente un seguro de prestación de servicios, siendo la aseguradora responsable de garantizar su prestación. Según estudio general en España, la mayoría de fallecidos cuenta con un seguro de decesos que cubre los gastos funerarios. Realmente, es la opción más cómoda para los familiares ya que de lo contrario se verán obligados a buscar y contratar los servicios de una funeraria que se encargue de todo. El precio de estos servicios oscila entre 3100 y 3500 euros, dependiendo de las circunstancias y elecciones. En caso de que el fallecido no cuente con los servicios de alguno de los seguros funerarios, entonces es cuando la familia tiene que ponerse manos a la obra. En ocasiones la necesidad de compra se produce de manera imprevista e inmediata, con lo que la posibilidad de comparar ofertas es baja, y además se produce en un momento en que la familia tiene una importante carga emocional. Por ello, la decisión se toma de manera ligera y sin demasiada información. Es decir, las circunstancias del momento predisponen a una demanda inducida por el oferente. Dado que el consumo debe ser inmediato, la falta de tiempo reduce las posibilidades de búsqueda y comparación entre proveedores alternativos.

Deja un comentario