Seguros para automoviles

Posted at 17th diciembre, 2009 by comparacion seguros

Elegir bien entre toda la oferta de seguros para el automóvil es cuestión de hacer una buena búsqueda de pólizas, comparación de compañías y sobretodo, no quedarse con ninguna duda.

¡Qué no nos suene a chino!

Si es la primera vez que vamos a asegurar un vehiculo quizá todo nos suene a chino. Pólizas, coberturas, tipos, presupuestos, corredurías y todo un lenguaje técnico que se usa para hablar de seguros para automóviles. No es tan difícil como parece pero tenemos que colmarnos de paciencia. Con unas directrices básicas puede ahorrarse unos cuantos quebraderos de cabeza. Lo primero que debemos chequear son los tipos de seguros y cuál es la cobertura que más nos interesa según nuestras características y exigencias. Hay muchos tipos y cada aseguradora ofrece distintas posibilidades pero los más conocidos son los siguientes: el seguro a terceros, el seguro a terceros combinado, el seguro de a todo riesgo y el seguro de a todo riesgo con franquicia. A partir de ahí, podemos comenzar a movernos como pez en el agua.

Calcular y comparar la oferta

Los seguros para automóviles son comos los trajes, los mejores son los que se hacen a medida. Por lo tanto, si queremos conducir con la seguridad de tener una póliza que nos cubra las espaldas debemos elegir la que mejor se adapte a nuestras características. Una vez puntualizado esto y si ya hemos elegido el tipo de póliza que nos conviene, empieza la ardua tarea de calcular el presupuesto y compararlo en las diferentes aseguradoras del mercado. El presupuesto de los seguros para automóvil se compone de la suma de unas variables: las características del conductor, las características del vehiculo y los antecedentes de siniestralidad. Obviamente, el precio también variará si contratamos los servicios de una aseguradora u otra. Por ello, debemos comparar nuestro presupuesto en todas las aseguradoras, incluyendo el sector de las empresas online.

Consejos generales

Seguramente, muchos de estos consejos que les vamos a dar pueden resultar obvios pero como consumidores muchas veces obviamos muchísimas cosas. Como por ejemplo, leer la letra pequeña antes de la contratación de cualquier seguro para automóvil. Es ahí dónde aparece realmente lo que estamos contratando. Como regla general, déjese informar por sus más allegados pero realmente quién le puede proporcionar todo tipo de información son los agentes que trabajan en las oficinas de las aseguradoras, los dominios Web (no foros) y la asistencia telefónica que muchas compañías ofrecen al servicio del cliente. Sobretodo, no se abstengan de preguntar nada y no se quede con ninguna duda.

Deja un comentario