Analizamos los seguros de hogar baratos

Posted at 21st septiembre, 2011 by comparacion seguros

Existen muchas ofertas de seguros de hogar baratos, pero por querer ahorrarnos algo no debemos dejar desprotegida nuestra vivienda. Generalmente, los productos excesivamente baratos se están creando en base a eliminar coberturas dejando ante muchos riesgos al asegurado. ¿Te vas a arriesgar? Lee nuestras precauciones.

Protección sin riesgos

Si estamos buscando seguros de hogar baratos debemos, primero de todo, analizarlos en profundidad. Muchas personas, seducidas por los precios más bajos, contratan seguros del hogar en el que se ven privadas muchas coberturas. No tiene porqué pasar nada hasta el momento en que pasa algún accidente que tu seguro no cubre y es ahí cuando vienen los verdaderos problemas. Es entendible, que actualmente queramos ahorrarnos algo en nuestro seguro del hogar y acudamos a aquellos más económicos. Pero no por pagar algo menos debemos dejar desprotegido nuestro hogar. Antes de arriesgarnos y contratar un seguro en el que nos eliminan coberturas mejor comparar la oferta aseguradora y acudir a los descuentos especiales de cada compañía, sin prescindir de coberturas.

Aspectos que no debemos descuidar

En el mercado asegurador, para conseguir seguros de hogar baratos es conveniente comparar ya que los precios son muy diferentes. Pero no basta con conseguir seguros de hogar baratos. Debemos asegurarnos de que nuestra póliza cubre los que a nosotros nos interesa, ni más ni menos. Prescindir de algunas coberturas, que necesitaríamos, para que sea más barata puede salirnos muy caro. Aquí adjuntamos una serie de precauciones a tener en cuenta cuando contratemos un seguro de hogar:
  • Leamos la póliza con tranquilidad, aunque nos parezca densa, sobre todo el apartado de las limitaciones y exclusiones para no llevarnos sorpresas. No esperemos a tener un problema para conocer el alcance de nuestro seguro.
  • Pidamos a la compañía que nos explique lo que no entendamos.
  • Guardemos toda la documentación, incluso la publicidad, ya que la aseguradora debe cumplir con lo que dice tanto en el contrato de la póliza como en sus folletos publicitarios.
  • Debemos conservar las facturas de los bienes valiosos que se adquieran o de las obras de mejora, eso permitirá acreditar fácilmente su valor en caso de robo o siniestro.
  • Consulte a amigos y conocidos. Algunas compañías son tan eficientes que suelen tener encantados a sus clientes, en cambio otras prometen mucho pero cuando ocurre un siniestro responden tarde y mal.
  • Procuremos que la póliza elegida nos cubra en casa, en la calle, como peatones o ciclistas, a toda nuestra familia y al personal doméstico (canguros, profesores a domicilio, etc.).
  • Es conveniente que los daños por agua, que son los más frecuentes, estén asegurados por el 100% del capital, sin limitaciones en la reparación y búsqueda de averías.
  • Si fuera el caso, incluyamos también el trastero y la plaza de garaje dentro de la póliza.

Deja un comentario