¿Cómo asegurar su piso?

Posted at 2nd noviembre, 2009 by comparacion seguros

Asegurar nuestro piso no sólo es recomendable sino que es una garantía de estar protegido ante apuros, siniestros, desperfectos y problemas graves.

Asegurar su vivienda

Posiblemente, la vivienda es el bien más preciado de cada persona. No hay ningún sitio mejor que el hogar, suelen decir. Sin embargo, es en el hogar donde ocurren toda una serie de imprevistos y accidentes. Por esa razón, asegurar su piso puede ser una manera de proteger aquello que posee y permanecer tranquilo ante cualquier apuro, imprevisto, siniestro o desperfecto. Hay una numerosa lista de sucesos que pueden dar lugar en nuestra vivienda de manera voluntaria o involuntaria y acarrear consecuencias de diferente nivel. Si no queremos vivir permanentemente preocupados por cualquier imprevisto en nuestro hogar, debemos contratar una póliza de seguros del hogar.

Antes de contratar

Como con cualquier otro tipo de contrato, es importante estudiarlo a fondo previamente a la firma de la póliza, leyendo siempre todas las cláusulas y conociendo absolutamente todas las limitaciones y exclusiones. Elegir el producto adecuado al asegurar el piso va en función de las necesidades del cliente. La mayoría de ellos cuentan con asistencia 24h, garantía de reparación, asistencia telefónica y servicio de protección jurídica. Aconsejamos estudiar sus necesidades para garantizar la mejor de las coberturas en su póliza.

Tipos de seguros

Al asegurar nuestro piso, dentro de la póliza estamos asegurando tanto el continente (inmueble, paredes, suelo y techo) como el contenido (mobiliario, pertenencias…). Todo ello vendrá detallado en la póliza que contratemos que puede ser de dos tipos: multiriesgo o a todo riesgo. Por un lado, el seguro multiriesgo cubre una gran lista de riesgos que se especifican en la póliza; mientras que por otro lado, el seguro a todo riesgo (como su nombre indica) cubre todos los riesgos menos los excluidos en la póliza. En todo caso, deberemos repasar cada una de las condiciones redactadas en nuestro contrato donde se especifica los objetivos que forman parte de la cobertura y el conjunto de riesgos que cubre la póliza para que no nos coja por sorpresa cualquier imprevisto.

Deja un comentario