El seguro de alquiler, una garantía para el propietario

Posted at 2nd enero, 2012 by comparacion seguros

Un propietario se expone a muchos riesgos cuando pone en alquiler una vivienda y este suele sentirse indefenso. Por esa razón, el seguro de alquiler es un producto innovador que garantiza al propietario de una vivienda el pago de la renta de alquiler aunque el inquilino deje de pagarla.

Propietarios menos indefensos

Hasta hace poco los riesgos de un propietario al alquilar una vivienda eran muy grandes, tanto como su indefensión ya que las soluciones eran insuficientes y tardías. Sin embargo, desde el 31 de octubre, se introdujo una importante modificación que reducía a 10 días el margen de respuesta de los inquilinos ante la denuncia de impago de los caseros. Si no lo hicieran en ese periodo, se procederá directamente a su desalojo si necesidad de juicio. Esta medida ha querido contrarrestar la indefensión de los propietarios que hasta ahora tan sólo se podían agarrar a los recurrentes seguros de alquiler. Con estas pólizas el casero se asegura, al menos, el recibir el pago de la renta del alquiler aunque el inquilino dejara de pagarla. Una garantía en tiempos de crisis.

¿Qué otras razones puede llevarle a contratar un seguro de alquiler?

Sólo el propietario puede saber lo que es sentirse poco amparado por la Ley ante los impagos e injusticias de inquilinos incívicos. Y aunque actualmente se haya modificado y facilitado los desahucios exprés, eso no significa que esté ya todo solucionado. Hay otras razones por las que asegurar una vivienda ya que parece que la conflictividad a la hora de arrendar una vivienda a terceras personas es algo que no desaparecerá así como así. Las principales cuestiones que llevan a este conflicto son el impago de la renta, la resistencia al desahucio, los daños por desperfectos, robos o actos vandálicos de inquilinos poco modélicos.

¿Qué sabe del seguro de alquiler?

Para prever todas esas problemáticas el seguro de alquiler puede ser una gran garantía para los propietarios. Generalmente, el seguro de alquiler incluye una serie de coberturas que pueden ampliarse según la compañía escogida. Las coberturas básicas suelen ser: • Garantía del importe del alquiler, aunque el inquilino deje de pagarle. • Asesoramiento y ayuda en todas las acciones legales para que el propietario recupere la vivienda con la mayor brevedad posible • Compensación por los daños actos vandálicos o robos en su vivienda • Defensa jurídica

Deja un comentario