Los seguros de inversión

Posted at 7th mayo, 2010 by admin

Los seguros de inversión son los productos ideales que los más ahorradores utilizan para poner a salvo su dinero y mantenerlo lejos de los peligros del mercado.

Sacar rentabilidad

Normalmente, si lo que queremos es obtener una buena rentabilidad por nuestros ahorros necesitamos contratar productos que imponen largos plazos, inmovilizando nuestro dinero durante un periodo de tiempo importante. Sin embargo, para obtener una atractiva rentabilidad no siempre es necesario atarnos a una inversión a largo plazo. Las aseguradoras españolas disponen de nuevos productos para que el cliente pueda ahorrar con todas las garantías, disfrutar de un gran interés en el plazo de un año. Estamos hablando de los seguros de inversión, un producto que los más ahorradores utilizan para poner a salvo su dinero y mantenerlo lejos de los vaivenes del mercado.

Características de los seguros de inversión

A continuación, vamos a hablar de las principales características de los seguros de inversión. Por un lado, la flexibilidad en las aportaciones y en el rescate de dinero son los valores de los que están aprovechando los bancos y cajas para promocionar sus productos y de esta manera, ganar más clientes. Ello se refleja en que los seguros de inversión ofrecen la posibilidad de suspender temporalmente los pagos, modificar el importe y la periodicidad de las primas para cada semestre, o de disponer total o parcialmente del capital acumulado, además de poder realizar aportaciones extraordinarias en cualquier momento. La característica diferencial de los seguros de inversión es que permiten por una parte hacer aportaciones extraordinarias, que engordan la inversión y el beneficio final, y por otra, también permiten retirar el dinero antes del vencimiento: en general, a partir de los seis meses en los seguros de un año.

Curiosidades

En los últimos años, la inversión sin riesgo ha cobrado fuerza en todos los terrenos como consecuencia de la crisis. Hecho que también se deja notar en el mercado de seguros de inversión, centrado ahora en productos con capital garantizado a costa de ofrecer bajas rentabilidades (entre el 2% y 5% TAE). También es conveniente saber que desde el 1 de enero de 1999, las aportaciones que se hagan a los seguros de ahorro e inversión no dan derecho a deducción alguna en el IRPF, y las prestaciones que se perciban en caso de supervivencia o rescate se consideran fiscalmente rendimientos del capital mobiliario, cuya tributación es del 18%. Sin embargo, mientras no se retire el dinero no tributan.

Deja un comentario