¿Qué sabemos de los seguros industriales?

Posted at 30th agosto, 2010 by comparacion seguros

Sólo los empresarios saben de primera mano las preocupaciones que da una empresa. Líbrese de una más protegiéndola con los seguros industriales que rondan por el mercado.

Los riesgos de una empresa

Cualquier peligro o imprevisto podría poner en juego su empresa. Son múltiples los peligros derivados. ¿Lo había pensado? Daños a la maquinaria, al material, a la mercancía o a las instalaciones por diferentes causas como incendios, inundaciones, robos, atracos, cortocircuitos… Evidentemente, como empresario quiere lo mejor para el funcionamiento de su empresa y la conservación de su patrimonio. Por ello, tras muchos años de trato con las empresas, las aseguradoras conocen bien sus demandas y sus necesidades, así como los miedos de todo empresario y ofrecen los seguros industriales.

Los seguros industriales

Los seguros industriales proporcionan la seguridad que todo empresario quiere para su negocio, sea el tamaño que sea y se dedique al sector que se dedique. La infinidad de peligros le hace considerarse un producto básico. Y es que este seguro suele cubrir las instalaciones, edificios, maquinaria y mobiliario. Incluso, algunas aseguradoras también incluyen la mercancía o el producto elaborado. Encontrar el tipo de póliza que se adapte a la empresa que dirige o a los requisitos que como empresario exige, es cuestión de mirar entre la oferta aseguradora: compañías, pólizas, precios, coberturas…

Tipos de pólizas

Cada compañía es un mundo. Y por lo tanto, cada una ofrece un tipo diferente de póliza. Por lo general, podemos destacar dos: la póliza combinada y la de todo riesgo. La primera es una solución para muchas medianas y grandes empresas que mantienen protegidos sus bienes patrimoniales y la cuenta de resultados a medida eligiendo las coberturas que ellos creen necesarios para las características de su empresa. Mientras por otro lado, la póliza a todo riesgo garantiza cualquier daño material de carácter accidental ya sea en las instalaciones, materiales, productos de la empresa así como en la incidencia de los resultados económicos.

Deja un comentario